Vamos a jugar...

Ir abajo

Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Miér Mar 16, 2011 12:39 pm

Había sido divertido, para qué negarlo. No había sido algo espectacular en comparación con la forma que tenía de jugar al quidditch, pero al menos tenía una habilidad decente con las manos. Aquel muchacho, Andris, no tenía fama de ligón a pesar de que Zhen se replanteaba seriamente en volver a quedar otra tarde para darse una escapada en algún armario de la limpieza.

Se las había ingeniado para tener la Sala Común a su disposición durante una hora con la ayuda de su compañera de habitación Ingrid, y la única persona a la que Zhen denominaría "amiga", y había experimentado que aquello no era tan desagradable como recordaba. Se relamió con deleite mientras se levantaba del sofá, sin molestarse en terminar de abrochar su blusa ni en ponerse los zapatos, y pensó en la mala suerte que había tenido al coincidir la cita con un estúpido entrenamiento de quidditch.

-"Supongo que volar tras una pelota es mejor que tocar a una mujer para alguien como él."- pensó la vampiresa mientras se incorporaba y comenzaba a peinarse su espesa melena, oscura y lisa, con las manos, tan sumida en sus pensamientos que no se percató de que alguien más acababa de llegar...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Lun Mar 21, 2011 5:34 am

Giró por la esquina del pasillo y fue directamente a la sala común. Durante su ronda de prefecto había entrado en el maldito pasillo desvanecedor. Tan pronto como alcanzó a ver la puerta, notó como dos personas se alejan tras haber oído sus maldiciones. Reconoció la cabeza de Andris, su fiel compañero de juegos. En cambio no pudo concretar la otra presencia.

Entró en la sala común, y la vio desolada: demasiado extraño para ser verdad. A esta hora podía encontrarse a chicos de primero, ya que la gran mayoría no tenían edad para apuntarse a los clubs extraescolares.

Entonces dirigiéndose a la sección femenina divisó a una chica, la cual estaba abrochándose la parte de arriba del uniforme. Pudo ver durante una fracción de segundos, la piel pálida de sus senos. Ella se paró en seco. Notó la presencia del intruso.

-¿Haciendo trabajos extraescolares? Que chica tan aplicada.


Última edición por MelonGay el Lun Mar 28, 2011 8:41 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Mar Mar 22, 2011 11:58 am

Giró la cabeza a tal velocidad que su cabellera pareció dejar una leve estela oscura al ondularse. Miró al recién llegado con una mezcla de amenaza, curiosidad y sorpresa. Sin embargo, al repasar la imagen que le ofrecía aquel joven de origen claramente japonés, se percató de que llevaba una insignia de prefecto. En otras palabras, no era alguien con quien debía enemistarse.

-Algo así, aunque más quisiéramos que todos los trabajos fueran así de entretenidos.- Zhen le habló con soltura y seguridad mientras ocultaba su sorpresa al ver que aquel muchacho, en principio, no parecía quen fuera a delatarla ante el profesorado.- Menuda forma de conocernos. Me llamo Zhen Zhuo... y no sabía que aquí estudiaran japoneses, es bastante curioso...- Hablaba mientras jugueteaba con su pelo y sin molestarse en terminar de adecentarse, total, ella no sentía que hubiera hecho nada malo...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Miér Mar 23, 2011 11:15 pm

-¿Curioso? Curioso es que no temas a las consecuencias de saltarte las reglas en esta institución. Y más cuando soy un prefecto y he visto claramente a ese… “mano floja” de Andris. ¿De verdad ha merecido saltarse las reglas?

Como si el tema no fuese con ella, Kyo se fue tranquilamente a unos de los grandes sofás de la gran sala. Al sentarse y mirarla de nuevo notó que la chica de origen chino estaba examinándolo. Estaba reconociendo el terreno de juego.

-Estudio aquí porque mi… estúpida “prometida” también lo hace. ¿Qué bonito es el amor no?-La ironía de su tono no podía ser más clara, aunque en su expresión siguió siendo tan encantadora como podía serlo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Vie Mar 25, 2011 1:01 pm

-¿Prometida? Vaya... no sabía que ese tipo de cosas aún se daban por aquí.- Dejó escapar una risilla divertida mientras se sentaba en el sofá con descaro, con la falda más subida de lo permitido y descalza.- No pareces muy contento con ella, pero eso no te da permiso para ir llamando "mano floja" a aquellos que pueden hacer esas cosas que tú con tu novia no puedes.

No sabía muy bien como actuar ante semejante chico. Por un lado, que su compañera Ingrid hubiera bajado tanto la guardia como para dejar entrar a un prefecto cuando ella debería estar en compañía de Andris la había descolocado mucho, y por otro, su acompañante no parecía ser un muchacho del montón ni mucho menos una persona que viviera por y para las normas.

-Por tu primera pregunta: sí, ha valido la pena aunque me esperaba algo más... sustancial. Por lo segundo: tienes mucha razón, el amor es un asco. ¿No te parece que es solo una palabra bonita para justificar este tipo de cosas cuando lo hacen los que piensan que están mal?- Le preguntó mientras se acomodaba en su asiento, cruzando las piernas en una pose relajada pero segura.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Lun Mar 28, 2011 9:22 pm

-Simplemente es sexo. Y la verdad, ¿de qué sirve tener sexo con mi prometida? Me aburriría enormemente. Hay chicas más sustanciales. A lo que me lleva… ¿por qué Andris no me ha contado nada de ti?

La verdad que el tema preferido de Andris era el quidditch y las chicas. La noche anterior había estado haciendo un monólogo a Kyo para que ingresase en el equipo como guardián o golpeador. Así pues, él dedujo que había conocido a esta nueva alumna en el trascurso de las clases. Bueno, una más para la lista.

Se acercó un poco a la chica asiática y se sorprendió al ver que, en lugar de alegarse tímidamente, ella cortase todas las distancias posibles. Se le escapó un suspiro entrecortado y su sangre se calentó un poco ante la nueva prespectiva. Tendría que tener más cuidado con lo que hacía. El juego podría ir mal.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Mar Mar 29, 2011 1:40 pm

La chica de origen chino miró a los ojos a su acompañante con diversión. Tenía una mirada la mar de curiosa, daba la sensación de que podía cambiar de un momento a otro. Le dedicó una sonrisa de suficiencia mientras se echaba el cabello negro y espeso hacia atrás, dejando su cuello blanco y la parte superior de su camisa a medio abrochar. Las curvas de sus senos dejaban a la vista lo suficiente para evaluar el tamaño pero ocultaba lo suficiente para dejar un margen a la imaginación.

-Andris y yo nos hemos conocido hoy. Parecía sorprendido... Creo que las chicas de aquí no son de darse muchas escapadas el primer día, ¿verdad?- Un chico juguetón como ella, por lo que parecía. Eso sí que era inusual.- A los hombres os gusta mucho fardar, y los que más fardan suelen ser los que menos cumplen. Ya me lo confirmarás cuando ese Andris te cuente que me lo hizo vete a saber cuantas veces cuando no ha dado tiempo ni de quitarnos la ropa.- Estiró una de sus piernas en un gesto aparentemente infantil y despreocupado, pero la forma de mover los dedos del pie mientras estiraba su extremidad y la forma e la que clavaba sus ojos oscuros como cavernas en los del japonés delataban dobles intenciones.

- Pobrecito, así que tu "prometida" no cumple. A primera vista, no sé por qué. ¿Acaso eres más pequeño de lo que aparentas?- Preguntó con una risilla suave y grave.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Vie Abr 08, 2011 9:17 pm

Kyo empezó a reírse. Aquella era unas de las insinuaciones más “curiosas” que le habían contado en su lista de ligues. Se desplegó lo suficiente para poder sacar su varita de su bolsillo. Durante el proceso acarició el muslo de la chica a través de la tela de su pantalón. Echó un leve vistazo a su alrededor hasta detenerse en el tablón de anuncios. Apuntó con la varita.

-¡Complicatum pergamino!- Dos pequeños trozos de pergaminos empezaron a doblarse sobre si mismos hasta tomar forma de unos pequeñas grullas de papel. Con la varita levantada pronuncio una palabra sin desplegar los labios.- Hacer guardia.

Las dos grullas empezaron a levitar con una gran soltura. Después de todo ya había realizado muchas veces ese hechizo. Después de que las grullas se colasen por debajo de la puerta prestó mucha más atención a su acompañante.

-Soy tan pequeño, que todavía me gustan los juegos. ¿A qué clase de juego quieres jugar tú?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Miér Abr 27, 2011 11:46 am

-A uno en el que se pueda improvisar.- Zhen clavó sus ojos oscuros en los de su acompañate con diversión. Parecía que el hecho de que Andris se tuviera que marchar antes de tiempo le había proporcionado, de forma casual, un compañero de juegos más divertido que el primero. Si bien era cierto que el muchacho no la había tratado nada mal, el problema residía en sus limitados temas de conversación.- ¿O es que ser prefecto conlleva excitarte con las normas?

La oriental se encogió sobre si misma y giró hasta colocarse frente a su acompañante. Cruzó las piernas con soltura, sin molestarse en bajar la falda que se le había subido unos centímetros y dejaba a la vista el borde elástico de la ropa interior de un color oscuro.

-¿Qué pasa, señor prefecto? ¿Tiene ganas de romper unas cuantas normas pero está triste porque su prometida prefiere ser una mujer honesta, digna y, por lo tanto, estúpida?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Vie Abr 29, 2011 1:01 am

-¿Crees que me importa tener prometida, y por lo tanto haberla engañado? Y, ¿crees que me ha dado miedo alguna vez saltarme esas normas tan absurdas? Por lo que estimo tenemos unos quince minutos antes de alertar a algún jefe de casa.

Su sangre empezó a alterarse, y como era natural sus ojos tornaron un tono de sangre debido a la excitación. Notó que ella abría las fosas nasales ante el cambio de temperatura tan elevado de su sangre.

-Lo siento pero solo te podré dar quince minutos.- arremetió con ella y a morderle los labios con impaciencia. Tocó su muslo que al tacto de su mano, parecía que estaba tocando hielo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 01, 2011 1:34 am

Se le escapó un pequeño gemido de sorpresa, tanto por aquel impulso pasional como por el tacto caliente de aquellas manos sobre su piel. Sin embargo, la oriental no pensó que esas minucias merecieran echar a perder una oportunidad tan curiosa como divertida. El chico sabía lo que hacía, y se notaba. No la mordía con furia y posesión como ella ya habia experimentado hace años, si no con lascivia y provocación. Echaló una risilla breve entre dientes.

-Ya me vas a durar más que Andris...- Le dijo de forma provocadora. Su acompañante pareció encontrar gracioso el comentario porque dejó escapar una sonrisa llena de suficiencia.- "Qué fácil es subirle el ego a los hombres..."- Pensó ella mientras desabrochaba la corbata de Kyo y la enredaba alrededor de su cuello.- ...Que corbata más fea.
De imporvisto, Zhen usó dicha prenda como uan soga y estranguló, durante unos segundos, al japonés mientras rozaba su intimidad con la rodilla desnuda. Tan rápido como empezó a ejercer presión, amainó el agarre, dejando unos surcos rojidos alrededor del cuello del muchacho. Una visión tan estimulante que le entró hambre. Zhen comenzó a reirse a carcajadas.

-Tranquilo, no quiero matarte. No me has dado motivos para ello...- sus colmillos se veían a la perfección mientras se reía de la situación en la que se encontraban.


Última edición por 8Noah el Mar Mayo 03, 2011 12:31 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 01, 2011 3:16 am

-…Pero en cambio ¿quieres alimentarte?- Le desafío la mirada. Y en respuesta a aquellos colmillos que enseñaba tan amenazadores su mano se internó en algo un poco más húmedo y caliente.- Aunque ahora no sé si estás excitada, o simplemente tienes hambre.

-¿Temes que lleve el control del juego?

Sus ojos brillan como dos granates contrastando con su piel pálida, debido a la gran excitación. Como sus impulsos le decían, empezó a morderle el cuello con intensidad, mientras sentía toda su piel fría. Lo único que protegía su cuello era la corbata.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 03, 2011 12:39 pm

Echó la cabeza hacia atrás y se dejó hacer por el japonés, disfrutando cada sensación. No se había equivocado: el chico era muy bueno y le estaba gustando bastante lo que hacía. Dejó escapar un grave gemido cuando los dientes de su acompañante se cerraron en torno a su yugular, y le resultó cínico la inversión de papeles en aquel momento.

-Excitada o hambrienta... Para un vampiro, no hay mucha diferencia...- Zhen giró la cabeza a un lado y lamió el pálido cuello del chico. Sus papilas gustativas reaccionaron al matiz salado de la piel y la temperatura, más alta de lo normal, de aquel fluido rojo que circulaban por aquellas venas.- ¿Acaso... quieres probar?

La china, con la ayuda de sus piernas, elevó al cuerpo y se acercó al del otro joven, restregándose contra él sin molestarse en apartar la molesta ropa. Le dedicó una sonrisa provocadora y divertida. ¿Hasta dónde serían capaces de llegar?

-El mejor orgasmo que puede darte un vampiro es cuando estás al borde la muerte... Un orgasmo intenso para luego sumergirte en la incertidumbre de si vives o mueres. ¿Quieres probar eso?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 07, 2011 12:27 pm

-Creo que estoy lo suficientemente muerto como para no temer nada…. ¿Aún así te atreverías a hacerlo a sabiendas de las normas estrictas del colegio? Nada me gu…

De repente salieron los dos pedazos de pergaminos, se dirigieron al techo y se desintegraron en una especie de fuegos artificiales. Kyo miro a la asiática en mido de alarma. Como pudo empezó a abrocharse el nudo de la corbata.

-¡Mierda! Tenía que ser ahora...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 07, 2011 1:32 pm

-¿Qué te pasa?- Preguntó Zhen con una mezcla de desconcierto y enfado. ¿Es que acaso todos los hombres de aquella estúpida escuela eran impotentes o a la hora de la verdad siempre tenían algo mejor que hacer?

-Mejor que te vistas.- El japonés si quiera se dignaba a mirarla mientras se arreglaba la corbata e intentaba peinarse con los dedos lo más deprisa que podía. La china le dedicó una mirada tan intensa de orgullo herido que ni unos puñales podían llegar a ser tan punzantes.

-Mira que eres...

En aquel momento, la puerta se abrió de golpe dejando pasar al profesor de transformaciones, una de las peores visiones que pudiera tener un estudiante que estuviera en la misma situación que ellos. El alemán se detuvo en seco delante de ambos, observándolos con el semblante frío y distante tan característicos de él. Kyo se quedó estático sin emitir ningún sonido, aunque su piel se veía algo más pálida de lo habitual. Zhen, por su parte, se bajó disimuladamente la falda, pero de poco valía semejante gesto cuando los zapatos tirados, la blusa a medio a abrochar y la ropa arrugada del japonés delataban lo que ambos habían estado haciendo.

-¿Es cómodo el sofá, señorita?- La voz de Friedrich rompió el silencio como un cuchillo afilado. Zhen intentó mantener la compostura a pesar de que, para sus adentros, le daba pudor que un profesor los hubiera descubierto.- Si no es de su agrado, siempre puede probar en el gran comedor. Las mesas amplias cumplirán sus expectativas, ¿no le parece?- Posteriormente, el profesor clavó sus cristalinos ojos en el prefecto sin poder ocultar un brillo rojizo en sus pupilas cargadas de decepción.- No me esperaba esto usted, Saijonji. Su deber es imponer discipina, no demostrar cuán cómodas son los muebles de este castillo.- Friedrich guardó silencio durante unos intensos segundos, deleitándose para sus adentros de la imponencia que ejercía. Aquello era lo que más le gustaba de ser profesor.

-Profesor von gott-

-Silencio, Saijonji.- Espetó el rubio mientras blandía su fusta la cual cortó el aire con un silbido, amenazante.- Ambos recibirán una citación para su castigo en los próximos días. Saijonji, hablaremos entonces. Señorita, usted se las verá con la subdirectora Ludwica. Ahora, desaparezcan de mi vista... Ya.

Eran dos alumnos orgullosos, todo había que decirlo, pero ninguno era lo suficientemente estúpido como para plantarle cara a von Gottlieb tras haber quedado en evidencia delante suya. Kyo se dio prisa en ir a su habitación sin mirar ni una sola vez al profesor de transformaciones, con la conciencia carcomida por la vergüenza. Zhen cogió sus zapatos e hizo exactamente lo mismo. No le había gustado el desenlace final de la aventura, pero suponía que un castigo tampoco iba a ser para tanto. Seguramente, la mandarían a copiar algo y se acabó.

Cuando la sala se quedó vacía, von Gottlieb agitó su fusta y el escaso desorden de la estancia desapareció, quedando esta impecable.

-Es por esto que odio a los críos...- Susurró para sí mismo tomando el camino hacia los dormitorios. Tenía una cuenta pendiente con uno de ellos y lo mejor era no prolongarlo más...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos a jugar...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.